El vicepresidente David Choquehuanca en la XXIV reunión de alto nivel del Mecanismo de Coordinación y Cooperación en Materia de Drogas que reúne a autoridades de la UE y de la Celac. Foto: VEP
Bolivia convoca a la Celac y a la UE a acompañar las gestiones para activar examen hacia la despenalización de la coca

Bolivia convoca a la Celac y a la UE a acompañar las gestiones para activar examen hacia la despenalización de la coca

La Paz, 22 de febrero de 2024 (ABI). – El vicepresidente David Choquehuanca invitó este jueves a las naciones de la Unión Europea (UE) y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) a acompañar el proceso para activar el “examen crítico” y desclasificar a la hoja de coca de la Lista I de Estupefacientes de la Convención Única de 1961.

“Hacemos un llamado e invitación de apoyo a los países presentes en este evento a acompañar en activar el proceso de examen crítico de la actual clasificación de la hoja de coca como estupefaciente en la lista uno”, convocó Choquehuanca en la XXIV reunión de alto nivel del Mecanismo de Coordinación y Cooperación en Materia de Drogas que reúne a autoridades de la UE y de la Celac en La Paz.

En marzo, el Gobierno boliviano anunció su decisión de activar un proceso para revisar la clasificación de la hoja de coca como estupefaciente en la lista I de la Convención de 1961, a través de un examen crítico por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Bolivia es productor de hoja de coca, junto a Colombia y Perú. La Ley de la Coca establece el límite legal de 22.000 hectáreas para usos lícitos, mientras el excedente es sometido a erradicación y racionalización.

La estrategia boliviana tiene tres escenarios: informativo, jurídico y político.

En una amplia exposición, Choquehuanca defendió las bondades del arbusto porque es un patrimonio cultural y por sus cualidades medicinales y alimenticias.

Los “errores históricos del régimen de control de plantas y sus derivados”, impuesta con la Convención Única de 1961, “son corregibles y revisables” a la luz de actuales evidencias científicas, aseguró.

Los “pueblos originarios no participamos en las negociaciones de la Convención Única sobre Estupefacientes de 1961, donde se ha incluido al arbusto y a la hoja de coca a la lista I de estupefacientes como consecuencia del informe de la Comisión de Estudio de la hoja de coca (Ecosoc) del año 1950”, recordó.

Además, consideró que se tiene el “conocimiento del carácter tendencioso y discriminatorio del marco metodológico del estudio ECOSOC y ausencia de rigor académico y técnico científico comparado para sentenciar a la hoja de coca natural a exterminio e incluirla a la lista uno de estupefacientes”, denunció.

En este marco, consideró que es tiempo de “descolonizar” las “actuales regulaciones de las convenciones y hacer justicia con las seis décadas de colonización de la hoja de coca, hacer justicia con las seis décadas de violación de soberanía y exterminio de la hoja de coca” y, también, desmontar las mentiras y la posverdad de que la “hoja de coca es una droga”.

“El mundo necesita saber sobre las cualidades alimenticias y medicinales que tiene la hoja de coca, hay varias investigaciones al respecto”, argumentó mostrando los varios textos sobre esta temática a los asistentes de la XXIV Reunión de Alto Nivel del Mecanismo de Coordinación y Cooperación de la Celac-UE.

Jfcch/CC


© CopyRight — Agencia Boliviana de Información 2024 ABI