Las delegaciones de Bolivia y Chile frente a los jueces de la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Foto: CIJ
CIJ invita a Bolivia y Chile a mantener consultas para garantizar sus derechos y la protección del Silala

CIJ invita a Bolivia y Chile a mantener consultas para garantizar sus derechos y la protección del Silala

La Haya, Países Bajos, 01 de diciembre de 2022 (ABI). – La presidenta de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), la jueza estadounidense Joan E. Donoghue, convocó este jueves a los gobiernos de Bolivia y Chile a mantener “consultas de manera continua” para garantizar sus derechos sobre las aguas del Silala y promover su protección.

“La Corte invita a las partes a tener en cuenta la necesidad de realizar consultas de manera continua con un espíritu de cooperación, a fin de garantizar el respeto de sus respectivos derechos y la protección y preservación del Silala y su medio ambiente”, señaló Donoghue al concluir la lectura de la sentencia de la Corte en la primera parte referida a las cinco peticiones de Chile.

Antes, la jueza dio cuenta que la Corte rechazó la demanda de Chile que acusó a Bolivia de un supuesto incumplimiento a la obligación de notificar y consultar sobre el uso que realice sobre las aguas del Silala.

Para fundamentar su exigencia, la defensa chilena citó un conjunto de acciones atribuibles al Gobierno boliviano que fueron desde la concesión otorgada a Ductec, el año 1999, con el objetivo de comercializar las aguas del Silala, la construcción de un criadero de truchas, la planta embotelladora, la instalación de un puesto militar y la construcción de viviendas.

Sin embargo, Bolivia replicó que en el caso de Ductec nunca se implementó ningún plan para utilizar las aguas del Silala, como tampoco se concretó la planta embotelladora de agua.

Alegó, además, que el criadero de truchas fue abandonado, que las diez casas “pequeñas” nunca fueron habitadas y que el puesto militar es “muy modesto”.

A la par, Bolivia argumentó que implementó “medidas para evitar cualquier contaminación” y lo cumplió.

De hecho, durante la lectura de la sentencia la jueza Donoghue dejó en claro que “Chile no ha demostrado ni alegado ningún riesgo de daño, y mucho menos de daño significativo, vinculado a las medidas previstas o ejecutadas por Bolivia”.

“Por estas razones - dijo la juez - la Corte considera que Bolivia no ha incumplido la obligación de notificar y consultar qué le incumbe en virtud del derecho internacional consuetudinario, por lo que debe rechazarse la pretensión de Chile en su alegato final”.

Los derechos

En otra parte de su sentencia, la Corte estableció que “en virtud de las normas del derecho internacional consuetudinario sobre el uso de los cursos de agua internacionales que se aplican al Silala, Bolivia y Chile tienen derecho a una utilización equitativa y razonable de las aguas del Silala”.

Respaldada en los alegatos expuestos por la defensa chilena, la jueza señaló que “Chile confirma que, en su opinión, Bolivia tiene el mismo derecho al uso equitativo y razonable de las aguas del Silala” y que nunca lo impugnó.

Al respecto, el vocero boliviano para este proceso, Sebastián Michel, indicó que el concepto de uso equitativo y razonable de las aguas no se vincula a definir porcentajes similares o diferenciados para cada nación, sino a que, tanto Chile como Bolivia, accedan en las mismas condiciones.

“En un 100% para ambas partes”, dijo Michel.

Con el dictamen de la Corte concluye el proceso que Chile inició en 2016 y que Bolivia respondió con una contrademanda el año 2018.

Jfcch/Afbs


© CopyRight — Agencia Boliviana de Información 2023 ABI