Ministerio de Salud y médicos intensivistas acuerdan trabajo conjunto para fortalecer UTIs
Ministerio de Salud y médicos intensivistas acuerdan trabajo conjunto para fortalecer UTIs

Representantes del Ministerio de Salud y de los médicos intensivistas del país acordaron este sábado encarar un trabajo conjunto para reforzar las unidades de terapia intensiva (UTIs) con equipos, medicamentos y personal ante la segunda oleada del coronavirus.

Luego de una reunión en Cochabamba, la viceministra de Seguros de Salud y Gestión del Sistema Único de Salud, Alejandra Hidalgo, informó que hay predisposición de ambas partes para no cometer los errores del anterior gobierno, que compró respiradores artificiales sin capacidad resolutiva y con sobreprecio.

“Se ha determinado que las especificaciones técnicas van a ser trabajadas de manera conjunta. Además, se trabajará en la implementación de un sistema de monitoreo de disponibilidad de unidades de terapia intensiva con la finalidad de atender con mayor celeridad a los pacientes críticos”, dijo.

Hidalgo explicó que también se pondrá en marcha un plan de capacitación dirigido a médicos generales para que puedan apoyar en la atención a los pacientes con coronavirus, tanto en el área urbana y rural.

“También se va efectuar el análisis de los medicamentos e insumos para el área de terapia intensiva”, agregó en una conferencia de prensa junto a los médicos intensivistas.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva, Joel Gutiérrez, destacó la apertura de las autoridades para hallar puntos de acuerdo y enfrentar unidos al COVID-19.

“Es un punto muy positivo porque creo que hemos dado a conocer todas nuestras falencias, todos nuestros reclamos, las deficiencias respecto del personal y demás falencias en las unidades de cuidados críticos”, dijo.

Gutiérrez solicitó a las autoridades gubernamentales mantener el trabajo de coordinación con los representantes de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva, y de las filiales departamentales para lograr los objetivos trazados en la última reunión.


 
Nueva imagen estatal reivindica la lucha por la democracia y la diversidad cultural de Bolivia
Nueva imagen estatal reivindica la lucha por la democracia y la diversidad cultural de Bolivia

Comenzando el 2021, el Gobierno de Bolivia lanzó una nueva imagen estatal con una serie de símbolos que reivindican la lucha por la democracia, la diversidad de las culturas y de los pisos ecológicos que tiene el país.

La Imagen Gobierno está construida con 24 texturas, colores y símbolos representativos de las regiones del altiplano, los valles, la Amazonia y el Chaco. Además incluye el símbolo de una espiral que representa al Pachakuti (retorno al equilibrio).

La disposición de los símbolos respeta, además, el orden de la cosmovisión andina. Las civilizaciones antiguas legaron una forma geométrica conocida como ‘El Cuadrado Mágico de Tiwanaku’, que considera que hay un mensaje, un código universal geométrico y matemático sagrado.

La nueva identidad visual gubernamental fue aprobada mediante el Decreto Supremo 4445, después que el gobierno de facto de Jeanine Áñez cambió la línea gráfica del Estado Plurinacional con diseños aislados e inconexos concebidas por la discrecionalidad administrativa.

Frente a ese hecho, la construcción de la nueva Imagen Gobierno hizo énfasis en la composición geográfica y social de todo el país, en la inclusión, la democracia, la igualdad y la no discriminación, según la normativa publicada en la Gaceta Oficial.

El objetivo es comunicar un Gobierno de todos y un Estado con todos, además de uniformar el lenguaje comunicacional oficial.

El uso de la Imagen Gobierno y la aplicación del Manual de Identidad son obligatorios para los ministerios, viceministerios, instituciones descentralizadas, desconcentradas, autárquicas y empresas públicas del nivel central, según el DS 4445.


Pruebas masivas ayudan a superar el encierro del gobierno de facto que dejó al país en desventaja frente al COVID-19: Arce
Pruebas masivas ayudan a superar el encierro del gobierno de facto que dejó al país en desventaja frente al COVID-19: Arce

Las pruebas masivas que comenzaron a aplicarse en Bolivia ayudarán a superar los efectos del encierro que ordenó el año pasado el gobierno de facto ante la falta respuesta contra la pandemia del COVID-19, dejando al país en una posición de desventaja, afirmó este sábado el presidente Luis Arce.

“Queremos identificar a la mayor cantidad de personas que tienen coronavirus, pero no para dejarlas morir ahí, queremos que a través de nuestros gobiernos subnacionales podamos aislarlos, podamos medicarlos, podamos resolver su problema antes de que ocurra lo peor”, dijo.

Arce explicó que masificar las pruebas ayuda a dar respuesta rápida y efectiva contra el coronavirus con el apoyo de los servicios departamentales y municipales de salud, los trabajadores en salud y la misma población.

“Aguantar no significa encerrar a los bolivianos en sus casas en cuarentena rígida, aguantar no significa sacar a militares y policías a defender a la población, supuestamente, del coronavirus”, agregó. La estrategia del actual Gobierno es cortar la transmisión del virus, atender de forma precoz a los enfermos y reducir el índice de mortalidad.

“A fines de este mes está llegando un primer lote de vacunas que vamos a aplicar a nuestros hermanos médicos (…), a nuestras enfermeras, personal que hace la limpieza y vamos a preocuparnos por todos”, complementó Arce.

En dos meses de gestión, el actual Gobierno garantizó el abastecimiento de al menos 2,2 millones de pruebas de diagnóstico y más de 15 millones de vacunas contra el coronavirus, según fuentes oficiales.

El objetivo es inmunizar al cien por ciento de la población vacunable, mayores de 18 años, de forma voluntaria y progresiva.

El gobierno de facto de Jeanine Áñez, que terminó a principios de noviembre pasado, hizo que Bolivia ingrese a las negociaciones para la compra de vacunas con tres o cuatro meses de desventaja en comparación a otros países, apuntó el primer mandatario.

Por eso “queremos detectar para medicar y para aislar, y no llegar a las extremas condiciones que nos hizo vivir el gobierno de facto, esa es la estrategia”, sostuvo.


Arce agradece la labor de exministro Pozo en favor de la salud de los bolivianos
Arce agradece la labor de exministro Pozo en favor de la salud de los bolivianos

El presidente Luis Arce expresó este sábado su profundo agradecimiento al exministro de Salud y Deportes, Edgar Pozo, que estuvo al frente de las acciones para combatir la pandemia del COVID-19 y proteger la salud de los bolivianos.

“Debemos lamentar la ausencia (del exministro) por motivos de salud, que lo ha obligado a alejarse de un trabajo, evidentemente, demandante, estresante y en periodos donde necesitamos más que nunca un Ministro de Salud en todo momento”, dijo en un acto público.

Pozo, de más de 70 años, dio positivo al coronavirus, se encuentra aislado y recibiendo tratamiento médico. El destacado profesional formó parte del gabinete presidencial por más de dos meses marcados por un intenso trabajo.

“Queremos agradecer el trabajo del doctor Pozo, ahora exministro de Salud y Deportes de nuestro Gobierno, que estuvo a la cabeza de esta importante cartera de Estado en estos momentos tan complicados”, destacó el primer mandatario.


Presidente posesiona a Jeyson Auza Pinto como nuevo Ministro de Salud y Deportes
Presidente posesiona a Jeyson Auza Pinto como nuevo Ministro de Salud y Deportes

El presidente Luis Arce posesionó este sábado a Jeyson Auza Pinto como el nuevo el ministro de Salud y Deportes en reemplazo de Edgar Pozo, que dejó el cargo por motivos de salud.

“Valoramos la decisión de nuestro exministro de dar un paso al costado por motivos de salud para dar la oportunidad a otra persona que pueda estar haciéndose cargo del ministerio y, por lo tanto, oportunamente responder a las demandas de esta coyuntura sanitaria que estamos viviendo”, dijo en un acto en la Casa Grande del Pueblo.

Pozo, de más de 70 años, dio positivo al coronavirus y permanece en aislamiento recibiendo tratamiento médico para combatir los síntomas de la enfermedad, lo que le impide continuar con las funciones que desempeñó por más de dos meses.

“Estamos viviendo una nueva ola del coronavirus y el pueblo boliviano requiere respuestas inmediatas y no podemos descuidar esta cartera de Estado”, agregó el jefe de Estado.

Auza es magister en auditoría médica y gestión de calidad en salud, especialista en salud familiar y comunitaria, y dejó la dirección del Servicio Departamental de Salud de Chuquisaca para asumir el cargo de ministro.

También fue impulsor y presidente de Confederación Médica de Bolivia e impulsor de la implementación del sistema único, universal y gratuito de salud.


© CopyRight — Agencia Boliviana de Información 2024 ABI