Militares en puertas de Palacio Quemado el 26 de junio. Foto: Archivo Ahora El Pueblo
Viceministro afirma que el grupo de francotiradores del F10 tenía el objetivo de consolidar el golpe de Estado

Viceministro afirma que el grupo de francotiradores del F10 tenía el objetivo de consolidar el golpe de Estado

La Paz, 02 de julio de 2024 (ABI). – Los cinco francotiradores de las Fuerzas Especiales (F10) que llegaron a La Paz el 26 de junio, tenían el objetivo de consolidar el golpe de Estado, reveló el viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos.

“El comandante del F10 (Vladimir Lupa) sería el encargado de movilizar a 19 personas desde Cochabamba hacia el departamento de La Paz. Sería un grupo de francotiradores justamente para perpetrar y consolidar lo que era un golpe de Estado militar; sin embargo, han llegado sólo cinco a la ciudad de La Paz”, explicó.

Los 19 uniformados fueron trasladados hasta la Brigada Aérea Número 2 en Cochabamba en dos vehículos, uno del comandante Lupa. De este grupo solo 5 llegaron a La Paz.

Compuesto por oficiales y suboficiales de élite seleccionados de las tres fuerzas: Ejército, Fuerza Aérea y Armada, los oficiales y suboficiales son entrenados exclusivamente para combatir el terrorismo y grandes secuestros.

Cuenta con analistas, operadores de campo, técnicos de inteligencia y unidades especiales.

Los cinco uniformados de élite que llegaron a La Paz portaban armas de grueso calibre y de alta precisión. Se trata de fusiles de francotirador, fusiles SG-4 e inclusive pistolas.

A ellos tenían que sumarse el grupo de élite “Satinadores”, los mismos que comandaron la masacre de Senkata en la ciudad de El Alto, en noviembre de 2019; sin embargo, no pudieron ser trasladados desde el departamento de Tarija, a pesar de que estaban en apronte.

“Mayores elementos vamos a poder dilucidar a partir, justamente, de todo este proceso de investigación que se viene realizando”, indicó el viceministro.

El 26 de junio el entonces comandante del Ejército Juan José Zúñiga comandó un golpe de Estado que fracasó. Movilizó tropas y tanquetas con ametralladoras en plaza Murillo, pero la acción militar fue frenada y neutralizada por acciones del Gobierno nacional.

Hasta el momento 22 personas, entre militares del servicio activo y pasivo y un civil fueron detenidos por la intentona golpista.

Durante las investigaciones en la Corporación del Seguro Social Militar (Cossmil) en Cochabamba, se secuestró “un CPU, una Tablet e información documental que permita, justamente, desvirtuar o servir de fundamento para la posible aprehensión de otros implicados”, indicó Ríos.

Consultado sobre trascendidos de que el general del servicio pasivo Tomás Peña y Lillo, quien participó en la planificación del golpe de Estado con Zúñiga, se habría declarado en la clandestinidad, informó que las “unidades investigativas de la Policía Boliviana están verificando y validando dicha información”.

Jfcch/CC


© CopyRight — Agencia Boliviana de Información 2024 ABI