Los buses se encuentran abandonados a la intemperie. Foto: Archivo ABI
Pérez Del Castillo denuncia irregularidades en la compra del PumaKatari y falencias en el servicio

Pérez Del Castillo denuncia irregularidades en la compra del PumaKatari y falencias en el servicio

La Paz, 18 de septiembre de 2022 (ABI).- Existen observaciones a la adjudicación, compra y al servicio de los buses PumaKatari, que vinculan a la gestión de Luis Revilla y al actual alcalde Iván Arias, denunció este domingo la concejala del MAS Roxana Pérez Del Castillo.

Según Pérez Del Castillo, los buses arribaron al municipio de La Paz con un costo, de acuerdo a las pólizas de importación, de $us 60.000 aproximadamente, por unidad, a lo que se sumaron el costo del transporte, seguro y el rédito a la empresa subcontratada para su importación.

La decisión de subcontratar a una empresa, la “consideramos equivocada por parte del exalcalde Luis Revilla”, porque sumó al costo entre $us 90.000 y $us 100.000. “Hemos triplicado los costos”, aseguró.

Asimismo, manifestó que existen otras irregularidades como el pago anticipado del 50% a la empresa y que contradice la ley vigente, que solo prevé el anticipo de hasta 20%.

Además, se gastó el presupuesto del 50% restante, por lo que se suspendió la entrega de la flota de buses por más de dos años.

“Se tiene 80 millones de bolivianos de daño económico, aproximadamente, y se sigue sumando por el costo de la subvención del servicio”, insistió la concejala.

Por este caso, debe responder el exalcalde Revilla, quien se encuentra prófugo, luego de una denuncia interpuesta en su contra por sobreprecio en la compra de la flota de motorizados.

Para la concejala, las irregularidades continúan en la gestión de Arias, porque la flota de 66 buses que llegó en abril hasta ahora no presta servicios y está abandonado a la intemperie en un parqueo municipal.

En una inspección, Pérez del Castillo constató un evidente deterioro de los buses.

“Evidenciamos un deterioro en la parte trasera de los vehículos, donde aparecieron grietas, puertas quebradas, sin que hayan operado al servicio de la población”, reveló.

El servicio de transporte municipal, además, enfrenta falencias particularmente por la reducción en casi el 50% de la flota que opera en la ciudad.

Por esto, “han obligado a los buses chiquititis a asumir las rutas del PumaKatari, cuando éstos deben ser alimentadores de las laderas”, agregó.

La concejala consideró que el servicio de los buses PumaKatari requiere de una planificación seria y con proyección a fortalecer un sistema integrado de transporte metropolitano.

Nj/CC


© CopyRight — Agencia Boliviana de Información 2022 ABI