Imagen de referencia. Foto: Archivo
Más del 80% de aprehendidos por robo o hurto obtuvieron su libertad en 2023

Más del 80% de aprehendidos por robo o hurto obtuvieron su libertad en 2023

La Paz, 13 de mayo de 2024 (ABI). – De acuerdo con datos oficiales, durante 2023 un total de 2.931 personas ingresaron a los centros penitenciarios con detención preventiva por la comisión de hurtos, robos, robos agravados, abigeatos, “jukeos” (robo de minerales), entre otros; sin embargo, el 82% de las personas aprehendidas obtuvieron su libertad.

“Los delincuentes entran y salen de las cárceles como si estuvieran de vacaciones, entendemos la impotencia que siente el pueblo (…). En 2023 se ha logrado la detención preventiva de 2.931 personas, pero 2.400 obtuvieron su libertad”, explicó el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

Lamentó que, pese al trabajo coordinado entre la Policía Boliviana y la Fiscalía, los malhechores recobran su libertad porque las leyes “no están funcionando” y necesitan estar acorde a la realidad; por ello, se presentó el anteproyecto de ley “Lo ajeno no se toca”, que busca marcar un antes y un después en materia de seguridad ciudadana.

Asimismo, señaló que tan solo el 2,78% de las denuncias efectuadas ante la Policía Boliviana tuvieron sentencia condenatoria. Además, que estos lograron una sentencia de 2 a 3 años de prisión y también volverán a las calles “propiciando una impunidad para los delincuentes”.

El anteproyecto de ley entregado a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) crea un tipo penal denominado “apoderamiento flagrante de la cosa ajena”, mediante el cual la persona que ilegítimamente se apoderase de bienes mediante descuido, intimidación o violencia y fuera encontrado en flagrancia por efectivos policiales será pasible a la sanción de siete años sin derecho a indulto.

En caso de reincidir en la comisión del delito, se sumarán dos años a la pena impuesta; es decir nueve años de cárcel.

En tanto, los ciudadanos extranjeros en situación migratoria irregular que cometan algún ilícito contra la propiedad privada serán sancionados con ocho años de prisión. De este modo se pretende endurecer las penas contra quienes atentan contra el patrimonio de las familias bolivianas.

“No permitiremos que estos delitos sigan siendo impunes”, enfatizó Del Castillo.

GMM/Afbs 


© CopyRight — Agencia Boliviana de Información 2024 ABI