El viceministro de Autonomías, Álvaro Ruiz. Foto: Archivo
Viceministro Ruiz afirma que el “plan negro” de “evistas” busca convulsionar y destrozar la economía

Viceministro Ruiz afirma que el “plan negro” de “evistas” busca convulsionar y destrozar la economía

La Paz, 09 de febrero de 2024 (ABI). – El “plan negro” de los seguidores de Evo Morales apunta a destrozar la economía del país con medidas como el bloqueo de caminos que se extendió por 16 días y generó un daño cercano a los $us 1.000 millones, afirmó el viceministro de Autonomías, Álvaro Ruiz.

“Lo que han hecho ellos (evistas) es buscar una convulsión para destrozar la economía de nuestro país, son acciones claras que lo demuestran”, asegiró en declaraciones a Radio Panamericana.

Las constantes trabas puestas en el Legislativo para inviabilizar las elecciones judiciales, en 2023, son parte del “plan negro” que los “evistas” ejecutan para, también, desestabilizar al Gobierno y afectar los cimientos de la economía nacional, advirtió.

“Yo no creo que esto sea casualidad, son acciones políticas y el famoso plan negro es el que están aplicando, porque ellos apropósito no han querido llevar adelante estas elecciones porque querían generar convulsión”, insistió.

Dos procesos de preselección de los candidatos al Órgano Judicial y Tribunal Constitucional Plurinacional fueron truncados por reglamentos que vulneraban preceptos constitucionales como la libre expresión y el voto de los dos tercios de los asambleístas.

El último proyecto de ley 144 fue declarado inconstitucional por reducir de 80 a unos 45 días el proceso de preselección y pretender suspender todos los plazos procesales en el Órgano Judicial, buscando la renuncia de los prorrogados magistrados del Órgano Judicial y del Tribunal Constitucional Plurinacional.

Fruto del diálogo bicamaral multipartidario que impulsó el vicepresidente David Choquehuanca el proyecto de ley fue ajustado a la Constitución y luego, entre el 5 y 6 de febrero, fue aprobado por el Legislativo y promulgado por el presidente Luis Arce.

La norma desactivó el bloqueo de caminos que los seguidores de Morales cumplieron desde el 22 de enero, generado un daño económico de cerca de $us 1.000 millones, ocho muertos, el incremento de precios de los alimentos y un daño irreparable al sector productivo.

Producto de los bloqueos, los principales afectados fueron los productores agropecuarios y el sector avícola, ambos necesitarán, en promedio, más de ocho semanas para renovar su producción, previa recapitalización de fondos para comprar insumos.

El departamento de Oruro también fue afectado por el bloqueo en lo concerniente a la organización del Carnaval, el sector hotelero, la industria gastronómica, los artesanos, músicos, transporte y otros servicios.

Con estas medidas de presión, por parte de los simpatizantes a Morales, La Paz registró una afectación económica de $us320 millones, Cochabamba de $us236 millones, Santa Cruz de $us373 millones y el resto de departamento sumó pérdidas de $us53 millones.

Para Ruiz, este conflicto creado por los legisladores es parte de las acciones de sabotaje en contra del Gobierno nacional. Recordó cómo los legisladores “evistas” y opositores se negaron a aprobar el Presupuesto Reformulado 2023 y también el Presupuesto General del Estado 2024.

Por el bloqueo legislativo, el PGE 2024 entró en vigor el 1 de enero por mandato de la Constitución Política del Estado.

“Son acciones más políticas. Muchas veces dicen que los diputados y senadores son los padres de la Patria, pero hoy están actuando peor que los padrastros, y perjudican no solo al Gobierno nacional, sino a la economía”, denunció.

Jfcch/CC


© CopyRight — Agencia Boliviana de Información 2024 ABI